Guadalupe González.
Omar Iván Baqueiro.
TEMA: INFONAVIT


En-Infonavit-en-los-años-70.jpg


1. CREACION Y DESARROLLO DE LA INSTITUCION (OBJETO) / HISTORIA.


Con datos:
Desde 1972, hasta finales de 2012, Infonavit ha otorgado cerca de 7 millones de créditos. Tan solo en 2012, el INFONAVIT otorgó más de 550 mil créditos de los cuales el 69% fueron utilizados para adquirir una vivienda.

Casa-03.gif


En breve:

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) es una institución mexicana tripartita donde participa el sector obrero, el sector empresarial y el gobierno, dedicada a otorgar un crédito para la obtención de vivienda a los trabajadores y brindar rendimientos al ahorro que está en el Fondo Nacional de Vivienda para las pensiones de retiro. Fue fundada en mayo de 1972 por el entonces el presidente Luis Echeverría Álvarez.

Su historia comienza en el año de 1972 en que fue fundado, y se promulgó su ley orgánica, con el objetivo de dar cumplimiento al derecho a la vivienda de los trabajadores, establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos del 5 de febrero de 1917, fecha de su promulgación.

La forma de su establecimiento institucional consistió en reunir en un fondo nacional las aportaciones patronales del 5% del salario de cada uno de los trabajadores que tuvieran contratados para darles la oportunidad de obtener un crédito de vivienda o el derecho a que sus ahorros les sean devueltos.
Esta institución, según su visión, busca acompañar al trabajador durante toda su vida laboral ofreciéndole alternativas de financiamiento que satisfagan sus diferentes necesidades de vivienda, impulsando el bienestar y calidad de vida de las comunidades.

Un poco de historia:

duda-casa.jpg

Jesús Silva-Herzog fue el primer director general del Infonavit.
En 1974 se publico la Ley General de Población en el Diario Oficial de la Federación, con el fin de regular los fenómenos que afectan a la población en cuanto a su volumen, estructura, dinámica y distribución en el territorio nacional, mediante políticas que contribuyan y aseguren su participación de los beneficios del desarrollo económico y social del país.

La presencia del Infonavit para 1975 era ya una realidad en todo el país: durante los últimos 6 meses de 1975, se entrega, en promedio, un conjunto habitacional cada cuatro días y, en total, el número de viviendas terminadas asciende a 40,683 unidades, tres veces más en comparación con el año anterior.

Fiel al objetivo social de la institución durante la crisis de 1976 en el INFONAVIT se elabora y proporciona a los acreditados el documento "Tu casa, uso y mantenimiento", en donde se incluye material gráfico sobre el cuidado de pisos, paredes, techos, instalaciones de agua, luz y drenaje, plantas y jardines, tratamiento de basura, puertas y ventanas, azoteas, patios y estacionamientos.

Para atender a los derechohabientes de menores recursos, se desarrollan por primera vez en varias localidades programas de viviendas de crecimiento progresivo, dirigidos a reducir su costo inicial y diseñadas de modo que los trabajadores pudieran ampliarlas o mejorarlas con sus propios recursos.

Con el fin de fomentar un desarrollo geográficamente más equilibrado, la inversión del Infonavit se dirigió a las entidades que disponen de menores recursos.

Otro paso encaminado a dar certeza y seguridad social a los trabajadores se daría durante el año 1982 cuando en el Infonavit se reformo el reglamento para la continuación voluntaria, gracias a lo cual, al término de su relación laboral, los trabajadores pueden retirar su fondo de ahorro o continuar las aportaciones por su cuenta además de que mediante la operación del Régimen Especial de Amortización (REA) los acreditados que no cuenten con relación laboral puedan hacer sus pagos sin la mediación de un patrón.

La labor social se hizo más patente después de los sismos de 1985 año a partir del cual todos los financiamientos están cubiertos por un seguro en caso de incapacidad permanente del 50% o más, o por invalidez definitiva.

Y buscando el bienestar de la población a partir de 1986 el Infonavit comienza a dotar sus unidades habitacionales de equipamiento escolar y recreativo y, cuando su magnitud lo justifica, de centros de salud, guarderías y centros sociales.

A inicio de los años noventa inicio la operación del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) en México. El Infonavit dejo entonces de constituir el Fondo de Ahorro con las aportaciones de sus derechohabientes y comenzó a integrar con éstas la Subcuenta de Vivienda.

Información en video sobre el INFONAVIT



2. OBJETIVOS DE LA INSTITUCIÓN.

Sue-Ellen-Bernal-Bolnik.jpg
Cobranza Social INFONAVIT



SOBRE SUS OBJETIVOS INSTITUCIONALES:

El instituto se rige por valores institucionales derivados de su Misión y Visión y poco a poco ha ido adaptandoles a las nuevas realidades del pais.

Veamos como lo define el INFONAVIT en el 2013 en base a la informacion accesible en su propio portal de internet:

TODOS.jpg


Visión:

Coadyuvar al progreso de México siendo la institución que acompaña al trabajador durante toda su vida laboral, ofreciéndole alternativas de financiamiento que satisfagan sus diferentes necesidades de vivienda, impulsando el bienestar y calidad de vida de las comunidades.

Misión:

Contribuir al bienestar integral de los trabajadores al:

Ofrecer soluciones accesibles de crédito, para que resuelvan su necesidad de vivienda en entornos sustentables y comunidades competitivas.

Pagar rendimientos competitivos a la subcuenta de vivienda.

Ofrecer información y asesoría sobre su ahorro, crédito y elección de vivienda para que constituyan un patrimonio.

Objetivos:

Ser generadores de bienestar social, en comunidades competitivas y armónicas.

Proveer financiamiento para satisfacer las necesidades de vivienda de los trabajadores, derechohabientes y acreditados.

Mejorar la calidad de vida de nuestros derechohabientes en un entorno sustentable en el que puedan desarrollar su potencial como individuos y como ciudadanos.

Beneficiar a los derechohabientes con rendimientos competitivos a sus ahorros.

Asegurar viabilidad financiera a largo plazo.

Incrementar los recursos disponibles para la atención a los trabajadores.

Valores:

Integridad y honradez; Nobleza y respeto; Fortaleza y eficacia; Optimismo y audacia; Nacionalismo cultural; Aprendizaje permanente; Vocación de servicio y dedicación al usuario; Innovación y creatividad; Transparencia.


3.- RAMAS DE PROTECCIÓN DE SEGURIDAD SOCIAL

¿QUÉ ES LA VIVIENDA?
VIVIENDA.jpg

La palabra "vivienda" significa mucho más que la simple función de servir de albergue contra elementos naturales y enemigos que la misma sociedad involucra, éstos son realmente elementos secundarios de las necesidades habitacionales. La intimidad está también ligada al concepto de vivienda, aunque ésta sea más social que física.

El número de personas que constituyen una familia, necesitan un lugar donde puedan realizar sus diversas actividades. Así entonces, en lo que respecta a México, cabe destacar que incluso, es una garantía constitucional consagrada en el articulo 4°.

En la mayoría de los países, el sector dela vivienda, o sea el fragmento del sistema económico que se refiere a la producción, manejo y distribución de la vivienda, es una mezcla de iniciativa privada y actividad gubernamental. La naturaleza de la mezcla varia de un país a otro, pero el papel del gobierno es considerable, incluso en los países que conceden al mercado la mayor libertad para la toma de decisiones económicas. Los componentes público y privado del sector de la vivienda son de ordinario tan estrechamente interdependientes que es posible afirmar que este sector se caracteriza por un doble sistema de toma de decisiones. La doble naturaleza del sector de la vivienda hace que su análisis económico sea al mismo tiempo difícil e indispensable.

En nuestro país, efectivamente existe esa relación estrecha entre el estado y los particulares, para poder dotar de vivienda a nuestros trabajadores, es aquí donde el INFONAVIT juega un papel importante, siendo el Estado el coadyuvante en las conquistas de nuestros trabajadores.

El elemento privado del sector de la vivienda, es decir toda la escala de actividades comerciales relacionadas con la vivienda, depende estrechamente,para su buen funcionamiento, de la existencia de un conjunto de leyes, instituciones y organismos públicos. No puede funcionar debidamente si la comunidad no tiene una conciencia clara del concepto de la propiedad de bienes raíces. El constructor no construirá, ni el inversionista financiará ni la familia comprará una casa a menos que el sistema legal de la comunidad asegure a todos que serán respetados los derechos adquiridos. El primer factor indispensable para el funcionamiento de un mercado de la vivienda es un sistema que defina los derechos relativos a la propiedad y establezca un conjunto de procedimientos para el traspaso de dichos derechos.


¿QUÉ ES UN DERECHOHABIENTE?

DERECHOHABIENTE.jpg


Un derechohabiente es la persona física que presta sus servicios a una empresa, contrayendo derechos y obligaciones. Dentro de sus derechos se encuentra el tener una cuenta a su nombre, donde el empleador deposita las aportaciones, que mas adelante beneficiarán a su trabajador.
Este ahorro se forma con las aportaciones que los empleadores abonan a nombre de cada trabajador, y equivale al 5% de tu salario integrado, o sea, tu sueldo más prestaciones, por ejemplo, cuotas diarias, gratificaciones, percepciones, alimentación, habitación, primas, comisiones, prestaciones en especie y cualquier otra cantidad o las prestaciones que el patrón te dé por tu trabajo.

  • Las cuentas de todos los trabajadores de México conforman el Fondo Nacional de la Vivienda.
  • Los recursos que constituyen este Fondo se incorporan a tu patrimonio familiar de dos maneras y ambas constituyen las grandes tareas del Infonavit.
  • El ahorro de todos los trabajadores hace posible que el Infonavit dé crédito para vivienda a quienes lo solicitan y cumplen con los requisitos establecidos.
  • Los ahorros de los trabajadores en el Fondo Nacional de Vivienda, y sus rendimientos, dan a los trabajadores de México la posibilidad de contar con una mejor oportunidad al momento de su retiro.
  • Las cuentas individuales a nombre de los trabajadores, incluyendo las subcuentas de vivienda 1992 y 1997, forman parte del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) que regula la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

¿EN QUÉ SE PUEDE USAR EL DINERO AHORRADO?

  • Como parte del préstamo para vivienda en el momento en que el Infonavit otorga un crédito.
  • Para tener mayor capacidad de compra al momento de adquirir una vivienda de mayor valor al establecido. La capacidad de compra está conformada con el monto de crédito a otorgar, más el Saldo de la Subcuenta de Vivienda, más el ahorro voluntario, en su caso, menos los gastos de administración y titulación.
  • Garantizar el pago de un crédito hipotecario con un banco o una Sofol (Sociedad Financiera de Objeto Limitado), en caso de pérdida de empleo.
  • Disponer de estos recursos en el momento del retiro.
  • En caso de fallecimiento los beneficiarios podrán disponer de estos recursos.

Para pertenecer al Infonavit el empleador debe informar tu nombre, tu Número de Seguridad Social también conocido como NSS (este número viene en tu hoja de inscripción al IMSS y tiene 11 dígitos) y el salario diario integrado que te está pagando.

El empleador, debe avisar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cada vez que la situación laboral se modifique, por ejemplo, si deja de trabajar ahí, si el sueldo aumenta, si está de incapacidad, si ya regresó o si ya se ha jubilado.

Si se cuenta con un crédito del Infonavit, el empleador descontará de nómina el pago cada mes y enviará el dinero al Infonavit para su abono. Esto sucede en cuanto él reciba el documento llamado Aviso de Suspensión y Retención de Descuentos o la Cédula de Determinación de cuotas, Aportaciones y Amortizaciones, que incluye el número de crédito y el porcentaje o cantidad de descuento.

¿CÓMO OBTENER UN CRÉDITO?


obtener-credito1.jpg



  • Hacer presupuesto familiar, pues permitirá reflexionar sobre ingresos y gastos, así como la capacidad para comprometerte con este Instituto para pagar un crédito.
  • Responder el cuestionario API para obtener Asesoría Personalizada Infonavit y saber cuál es la opción que te recomiendan para formar o fortalecer el patrimonio.
  • Consultar la Precalificación y puntos.
  • Contar con 116 puntos.
  • Tomar el taller gratuito Saber para decidir según te corresponda, en línea o en los planteles del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep).

REQUISITOS GENERALES.
requisitos.png

  • Ser derechohabiente del Infonavit con relación laboral vigente.
  • Contar con 116 puntos o los bimestres de cotización continua necesarios de acuerdo al producto que se elija.
  • Llenar la Solicitud de inscripción de crédito.
  • Tener dos referencias de personas que conozcan y dejar los datos para localizarlos.
  • Tomar el taller gratuito Saber para decidir, según corresponda, en línea o de forma presencial en los planteles del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep).
  • Cumplir con lo establecido en el programa Hipoteca Verde, con relación a la instalación y uso de ecotecnologías que financiarás con el monto de crédito adicional que te daremos. Esto permitirá ahorrar en el consumo de agua, luz y gas y contribuir a mejorar el medio ambiente para todos.
  • Consulta las características y requisitos particulares del producto de crédito que interese en la sección En qué puedo usar mi crédito.





4.- MARCO JURÍDICO:

LA VIVIENDA COMO GARANTÍA CONSTITUCIONAL.


CONSTITUCION.jpg

A través de la constitución, el pueblo soberano para racionalizar y controlar el ejercicio del poder, se auto determina y se auto limita, dando origen a las dos partes de este documento fundamental: la orgánica y la dogmática. La orgánica contempla los preceptos a través de los cuales se organiza y estructura el poder público y la dogmática que contiene las prerrogativas esenciales del ser humano. Se le llama dogmática, puesto que recoge una serie de verdades que se repuntan válidas sin necesidad de comprobación y corresponde a la parte valorativa y axiológica de ella.

En nuestra constitución el derecho a la vivienda se encuentra dentro de la parte dogmática, lo que conocemos como garantías individuales, y es que, no se concibe una sociedad sin la seguridad de que todos gozarán de las mismas oportunidades, y el derecho a tener un techo digno y decoroso fue tema para el legislador de 1917.

"TODA FAMILIA TIENE DERECHO A DISFRUTAR DE VIVIENDA DIGNA Y DECOROSA. LA LEY ESTABLECERÁ LOS INSTRUMENTOS Y APOYOS NECESARIOS A FIN DE ALCANZAR TAL OBJETIVO"
El párrafo quinto del artículo 4° constitucional prevé el derecho de toda familia a disfrutar de una vivienda digna y decorosa. Para alcanzar tal objetivo, la constitución ordena al legislador establecer los instrumentos y apoyos necesarios.

En términos generales, el derecho a la vivienda pretende dar satisfacción a la necesidad que tienen todas las personas de contar con un lugar digno para vivir. Tener una vivienda es, desde los tiempos antiguos, una condición necesaria para la supervivencia y para poder llevar una vida segura, autónoma e independiente. No se trata únicamente de perseguir un derecho de que cada persona pueda tener un lugar para simplemente "estar" o dormir, sino que el derecho a la vivienda es una condición esencial para que justo ahí puedan realizarse los otros derechos, de modo que cuando no se cuenta con una vivienda los demás derechos pueden sufrir una gran amenaza.

Es por ello que, una de las estrategias del Estado para dotar a los mexicanos de aquella garantía, fue la creación del INFONAVIT. Y aunque esta íntimamente ligada con las relaciones obrero-patronales, es un método eficaz para alcanzar el sueño de vivir en una casa digna y decorosa. Sin embargo, no debemos dejar de lado los diversos cuerpos legales que conllevan y se necesitan para disfrutar de este derecho.


LEY DEL INFONAVIT.

La ley que rige al instituto es accesible a través del portal oficial en el siguiente enlace: Ley Infonavit

De forma grafica podemos enmarcar la normatividad que le sustenta juridicamente como sigue:

marco normativo infonavit.jpg

El cuadro de la imagen anterior es sólo la representación global del sustento general para las actividades del Instituto; Tratar de definir a detalle el marco normativo que rige el Instituto Nacional de la vivienda para los trabajadores es por principio remitirnos a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos la cual en su artículo 123 establece con claridad que toda persona tiene derecho a contar con una habitación cómoda y con condiciones higiénicas; es complementar lo anterior con el texto de la Ley Federal del trabajo en su artículo 136 sobre la obligación de las empresas para proporcionar a sus habitación a sus trabajadores habitaciones (haciendo eco del Artículo Constitucional).

Sin embargo la normativa y leyes resultantes de esta obligación gubernamental – patronal es mucho más extensa que la que se contienen estos dos elementos de ley.
Existen artículos transitorios de la misma ley del trabajo que rigen el comportamiento de las empresas en lo que toca a vivienda.


INFONAVIT BM.jpg

El Infonavit cuenta además desde 1972 con su propia ley la cual ha sido reformada y de la cual se deriva su propio reglamento, internamente, el Instituto cuenta con un Estatuto Orgánico, un Código de Ética y un Reglamento Delegacional tiene un apartado especial de documentos normativos en el cual se encuentran las normas de transparencia e incluso tiene un reglamento interno específicamente sobre transparencia y acceso al información, hay una serie de lineamientos de acceso a la información en poder del instituto, de protección a la información de datos personales y archivos de los usuarios, hay un reglamento que es el reglamento de Operación del Comité de Transparencia y Acceso a la Información, reglamentación aplicable a las funciones de la Asamblea General, de sus Consejos Administrativos, de las Comisiones de Vigilancia, del Comité de Auditoría, de la Comisión de Inconformidades, del Comité de Transparencia, así como de las Comisiones Consultivas Regionales, todos los anteriores constituidos como reglas dentro de la normativa de los órganos colegiados derivados del mismo Instituto.

Extra el anterior y extensa lista de normas, existe también la normativa de crédito, la normativa de patrones, la normatividad para proveedores externos y desarrolladores, así como las normas o reglas aplicables a los proveedores de bienes y servicios.mucha info.jpg

La operatividad de un Instituto de la envergadura del INFONAVIT no es un fin sencillo de lograr y al paso de los años las reglas aplicables han cambiado y sido complementadas para dar lugar a la gran biblioteca de estatutos que hoy aplican, por lo extenso de la regulación interna y para fines prácticos buscando el solo enumerar, hemos omitido el detalle de todas estas reglas las cuales son fácilmente accesibles para que quiere investigar todos son consultarles a través del portal gubernamental asignado al Infonavit en el siguiente enlace: Normatividad INFONAVIT





BLIBLIOGRAFÍA.

BIBLIOGRAFIA.jpg

- Smith, Wallace, (1973). SOCIOLOGÍA Y ECONOMÍA DELA VIVIENDA. 3rd ed. Cd. de México: Centro Regional de Ayuda Técnica.

- Carbonell, Miguel, (2007). CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS COMENTADA. 1st ed. Cd. de México: Editorial Porrúa.

- Rojas, Caballero A.A., (2009). LAS GARANTÍAS INDIVIDUALES EN MÉXICO. 4th ed. Cd. de México: Editorial Porrúa.



- Luna, Rojas F.O., (2000). EXPERIENCIAS DE VIVIENDA EN MÉXICO. 1st ed. México D.F.: Fundación ICA.

- INFONAVIT (2013). EL INSTITUTO. [ONLINE] Disponible en: http://portal.infonavit.org.mx/wps/wcm/connect/infonavit/inicio. [Ultimo acceso Agosto 2013]




5.- OPINIONES CRÍTICAS DE CORTE PERSONAL:

*OB:
A mí me toco vivir en persona la ilusión con la que fue fundado en los setentas el INFONAVIT, siendo mi madre una sus fundadoras (como llamaron en los ochentas a los primeros colaboradores contratados) viví en mi temprana infancia como afrontaban el reto de atender las necesidades de los trabajadores de entonces, la emoción de las inauguraciones de las “unidades habitacionales” icónicas, las oficinas nuevas en Barranca del Muerto en el Distrito Federal, los sueños de tener por fin en México la institución de altísimo contenido social que sería garante y defensor de los ciudadanos para procurarles una vivienda digna, un patrimonio para las futuras generaciones.

Pasados 40 años de su fundación, el emitir un juicio de valor en relación a lo que el Instituto Nacional de la vivienda para los trabajadores significa en el México moderno, establecer el papel real que INFONAVIT juega la sociedad no es cosa fácil.

En mi opinión, siendo esta totalmente de carácter subjetivo, no puedo menos que reflejar en mi análisis la tristeza que me ocasiona el observar como la institución que fue creada en los años setentas como Procuradora del bienestar social para los mexicanos poco a poco ha ido cediendo a la presión del sistema comercial para constituirse actualmente como una hipotecaria más en el México del siglo XXI.

El Instituto Nacional de la vivienda para los trabajadores en la práctica no alcanzado a tantas familias como en su nacimiento hubiéramos pensado.

Es para mí como “un elefante blanco” cada vez más deteriorado, se anticipaban muchos beneficios para la población, que ya en la práctica han sido imposibles de cumplir.

Hoy la realidad muestra un alto número de derechohabientes en mora, una pésima calidad constructiva en mayoría de las viviendas que además son de altísimo precio que no refleja su valor real en el mercado.
Millones de trabajadores mexicanos pagan en pagos “chiquitos” casas caras con créditos de treinta, cuarenta o más años.

Desafortunadamente pienso que es imposible, en mi opinión el saber a ciencia cierta cual será el futuro que le depara a esta “nuestra” institución cuando organismos tan tradicionales e icónicos del sistema “federal” como Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad, Ferrocarriles Nacionales de México etcétera han sido modificados desde su raíz generalmente cediendo ante las presiones comerciales de los inversionistas que ahora serán incluso extranjeros.

Saber qué futuro le depara a esta institución que debiera haber dado bienestar social para los mexicanos es prioridad.

Hoy está en duda prácticamente cada institución de “seguridad social” en el país. Nos sobran motivos para pensar que el día de mañana a capricho del ejecutivo el Instituto Nacional puede pasar hacer un organismo comercial autónomo que pueda ser vendido al mejor postor.

Por increíble que resulte entenderlo para nuestros padres y abuelos que vivieron en un México de instituciones, en este México caprichoso, el de los medios electrónicos en el poder, el de los partidos políticos voraces de filiaciones mutantes, el México de los gasolinazos y las privatizaciones, hoy por hoy no sabemos qué futuro le depara nuestras instituciones fundamentales.

Más y más gente requiere espacios cómodos y dignos para vivir, más y más ciudadanos mexicanos requieren trabajos para poder vivir, cada vez más la industria requiere combustibles baratos en este país “productor” de petróleo…
Y pareciera que nuestro sistema va exactamente en oposición a los objetivos que debiera procurarle al pueblo.

Lo más lamentable de todo para mi es precisamente la apatía general, la flojera colectiva con la que la gente que observa cómo sus instituciones se desvanecen.
El “no me importa” colectivo es aterrador pues mientras los impuestos aumentan los servicios bajan de calidad y el pueblo no se manifiesta, no opina, no propone. Se limita a observar, a callar.

En un país donde no hay educación, donde no hay trabajo, donde no hay salud, la ausencia de vivienda parece lo menos grave.
Es trabajo de todos nosotros las presentes y futuras generaciones el exigir a nuestros gobiernos que cumplan con la labor del Estado, esa que nos garantizaría la seguridad, la vivienda, el trabajo digno, y la salud…

¿No eran esas por principio las funciones del Estado?

Ante seguridad social nula, solo queda prepararse agruparse y proponer antes de que ya no haya nada por rescatar, antes de que el botín haya sido repartido.
Gracias por permitirme opinar.


*Guadalupe González.

Coincido plenamente con la opinión de mi compañero Omar. Hoy en día las conquistas de los trabajadores, poco a poco van muriendo. No debemos dejar de lado la gran problemática que hoy por hoy se presenta en nuestro país, y es que los trabajadores han sido victimas de los deseos de miles de empleadores sin escrúpulos que, lo único que desean es ver crecer sus ganancias, pasando y pisoteando incluso, los intereses de nuestros trabajadores.

A mi me toco vivir también un poco del agonizante sindicalismo mexicano. Mi padre fue líder dela CTM en los años 80´s y, a pesar de ser muy pequeña escuchaba atenta cuando solía llevarme a las dichosas asambleas, donde los trabajadores se quejaban de sus empleadores, de que les dejaban horas extras sin pago, de que no tenían prestaciones completas, que los políticos solo los usaban en tiempos electorales... Y un sin fin de peticiones y quejas que tenían para sus representantes. Sin embargo, aquellos tiempos no se comparan con lo que hoy me toca vivir.

Y es que si antes no tenían las suficientes prestaciones, hoy muchos ni siquiera tienen alguna. El derecho a la vivienda, como bien comentamos, es una garantía consagrada por el legislador de 1917, con el único afán de proveer a los trabajadores de una vivienda, en donde, sea posible ejercer sus demás derechos. Si bien es cierto que existe el Instituto de la vivienda para los trabajadores, no menos cierto es que hoy por hoy se vuelve una pesadilla adquirir un crédito para obtener una casa. Por un lado los bajos salarios y los altos impuestos, y por el otro las mil y un trabas que se presentan para poder comprar una casa. Y una vez que lo logras, te das cuenta que es un pequeño espacio carente de casi todo, e incluso de una zona segura,confortable y sobre todo cercana a los diversos trabajos.

Es una pena que hoy en día la fuerza laboral tenga que conformarse con tan poco, que ni siquiera el estado pueda proveer de un trabajo seguro, porque de prestaciones ya no quieren saber. Pero es aun más indignante que sea el propio estado el que haya permitido tal barbarie. Y es que es bien sabido que las grandes industrias y empresas de capital extranjero llegan a nuestro país pidiendo fuerza de trabajo casi regalada, cero impuestos y propiedades regaladas. Me pregunto si, ¿Esto que vivimos ahora merece la pena de la lucha inquebrantable que tuvieron aquellos hombres que defendieron la vida laboral con sus propias vidas? ¿Es esto lo que en algún momento soñó plasmar Ratbruch en la constitución de Weimar? ¿Es esto lo que nos dejo la revolución de 1910?

Hace algunos meses, tuve la gran oportunidad de platicar con el Doctor Néstor de Buen Lozano, le comente precisamente esta inquietud que tenia sobre el poco interés que tenían los empleadores para con sus trabajadores, el me contestó que, cuando alguna vez conversó sobre esto con el Maestro Mario de la Cueva, le resultaba inoperante para un sistema político como el mexicano, pues estando presente la figura de la CTM, resultaría fantasioso pensar que, serian los trabajadores las principales victimas de un cambio político y social en el país, por una simple y sencilla razón: Son y serán la fuerza productiva de México.

Cuando el Doctor me comentó esta pequeña y breve anécdota, me di cuenta que el Maestro de la Cueva, no estaba equivocado, en cuento a la fuerza del país, lo que no se pudo vislumbrar en aquellos años, fue la increíble capacidad de la globalización y los intereses políticos y económicos de los que hoy son victimas nuestros trabajadores.

Considero que la estructura, la idea principal, la organización del INFONAVIT no es mala, siendo un organismo reconocido desde los años 70´s las cosas no deben estar tan mal. Creo y se que lo más importante es dejar de lado los derechos personales y empezar a tomar cartas en el asunto sobre los asuntos colectivos. Que se les permita a los trabajadores conquistar un sueño más.

GRACIAS.